En los almacenes de Bexen Bioservices hay más de 6 millones de muestras almacenadas

bexen-medical-euskadi-irratia

Bexen Bioservices se encarga de la gestión y almacenamiento de muestras biológicas y medicamentos. En este campo es pionero en ofrecer soluciones integrales de forma privada.

Es un referente en el mercado por toda la experiencia adquirida desde 2015. Para atender las necesidades del sector, cuenta con tres sedes ubicadas estratégicamente en Euskadi, Galicia y Madrid. Cada instalación tiene capacidad para almacenar más de 2 millones de muestras biológicas o más de 30 millones de dosis de medicación.

En Bexen Bioservices se gestionan diferentes muestras biológicas en las que las muestras de los centros de investigación biotecnológica o de producción de estudios sobre terapias génicas pueden tener una mención especial. En los últimos años también están gestionando varias vacunas que deben ser almacenadas a temperatura ultra fría.

La importancia de la temperatura

Actualmente, en los almacenes de Bexen Bioservices tienen almacenadas cerca de seis millones y medio de muestras a una temperatura entre 4º y -80º, según las necesidades. Si cogiésemos como ejemplo el edificio de Hernani de Bexen Bioservices, en él hay dos cámaras de -20º de temperatura y cuarenta ultra-frigoríficos de -80º de útlima tecnología llamada Stirling.

Jaione Albistur, responsable de operaciones de Bexen Bioservices en Euskadi Irratia señala en una entrevista que es imprescindible conservar las muestras en condiciones adecuadas. El control de estas condiciones se inicia desde el momento de la recogida de muestras, donde cuentan con vehículos adaptados para ello. Se realiza un control instantáneo de la temperatura y se dispone de sistemas de seguimiento online de estos datos.

Además, no todas las muestras se almacenan a la misma temperatura y condiciones,
cada una debe tener unas condiciones concretas. Cuanto más tiempo haya que guardar la muestra, más bajas son las temperaturas que se utilizan para mantenerla.

Mantenimiento de las instalaciones

Las instalaciones deben mantenerse adecuadamente para mantener una muestra durante 30 años o más. Como explica Jaione Albistur, responsable de operaciones de Bexen Bioservices, pueden surgir numerosos problemas a lo largo de todo el proceso. Hay campos que es necesario certificar. Por un lado, el control de la temperatura se realiza a través de sondas, a la vez que existen diferentes tipos de sistemas de alarma para que, en caso de incidencia, la forma de gestionar el problema esté lista. Por otro lado, están instalados sistemas eléctricos redundantes, por ejemplo, a través de generadores eléctricos.

Accidente ocurrido en Suecia

Unas muestras de investigación que estaban almacenadas en los congeladores que hay en la facultad de medicina de la universidad de Suecia, por un error, se arruinaron. Para almacenar muestras para la investigación, se utilizan tanques de nitrógeno líquido y, en diciembre, se produjo una interrupción de la electricidad en estos tanques, con un corte de luz de cinco días.

Aunque se prevén accidentes en este tipo de zonas, en la universidad sueca sólo estaban preparados para hacer frente a un corte eléctrico de cuatro días. A raíz de este accidente se han desperdiciado muestras que eran para la investigación de la leucemia, así como otras muestras de más de treinta años. Se estima que han sufrido una pérdida de unos cuarenta y cinco millones a causa del accidente.

Gestión de muestras

Bexen ofrece una conservación profesionalizada de las muestras, asegurando que todas las condiciones de las muestras se mantienen correctamente, para que luego los investigadores las puedan utilizar correctamente.

Jaione Albistur asegura que el momento más delicado en el proceso de gestión o almacenamiento de muestras es el transporte. En muchas ocasiones, como las muestras pasan poco tiempo transportándose, se le quita importancia a este proceso de la gestión. Para el transporte de las muestras, Bexen utiliza equipos y vehículos específicos. Posteriormente, aseguran el mantenimiento de la temperatura adecuada, tanto a través de la sonda, como mediante alarmas. Esto permite a los clientes o investigadores saber en todo momento que las muestras se están manteniendo correctamente. Después, siempre puede haber incidencias, como pasó en el accidente de Suecia, por ejemplo, que se vaya la luz. Para estos casos de emergencia, Bexen cuenta con un generador eléctrico que genera luz durante siete u ocho días. Por otro lado, si la luz se va, tienen asegurado que el generador está en marcha.

Además de los problemas de instalación, cuentan con claros planes de contingencia para los ultracongeladores, ya que, si un equipo no funciona bien, uno de los diez equipos siempre está vacío. De esta forma, todos los productos que se encuentran en el equipamiento que ha tenido problemas, puedan pasarse directamente a otro equipamiento.

La prioridad de Bexen Bioservices es garantizar la seguridad de las muestras.